El blog para emprendedores

Aumentando conversiones: Usuario feliz se traduce en cliente feliz

Publicado por Alejandra el 1 - Oct - 2016

 

 

Al tener cualquier reunión con un cliente, sales pensando en números, en “cómo deberíamos idearnos una estrategia lo suficientemente buena como para aumentar los ingresos de su compañía”.

Sí, es normal que el cliente quiera ganar más y que nosotros estamos aquí para ayudarle a conseguirlo, pero hay que saber equilibrar la búsqueda de la rentabilidad con la felicidad de los usuarios.

A veces nos olvidamos y pensamos en que hay que venderle a la gente, pero realmente es importante pensar que lo que de verdad estamos haciendo es facilitar el proceso de venta. Hacerlo más “User friendly”

Cuando diseñas un producto digital, primero hay que planificarlo, marcar cuáles son los objetivos que se quieren conseguir e ir a por ello, en otras palabras, y siendo más precisos en términos de negocio: buscar el modo de aumentar las conversiones.

Dicho así tal vez suene un poco mal, porque en el fondo, y creo que estamos de acuerdo al afirmar, que cualquier producto busca darle soluciones a sus usuarios y hacer su vida más feliz, pero si miramos de forma objetiva: si un usuario es feliz y se siente cómodo al usar cierto producto, repetirá seguro y eso sigue aumentando las conversiones.

 

 

“…si un usuario es feliz y se siente cómodo al usar cierto producto, repetirá seguro y eso sigue aumentando las conversiones.”

 

 

Pero ¿Qué son las conversiones?

Una conversión es un término que viene del Marketing que significa cuántos individuos realizaron X o Y acción. Esas acciones pueden ser casi cualquier cosa marcada por el objetivo a conseguir. En el mundo digital, podrían ser algo así como: completar una venta online, rellenar datos en un formulario o suscribirse a la newsletter.

 

 

Es importantísimo planificar los proyectos en equipo, cada rol tiene mucha sabiduría que aportar, por eso, cuando todos entendemos los objetivos del proyecto, es mucho más fácil que los consigamos juntos.

Cualquier persona en el equipo debe tener esto en mente a la hora de trabajar. No solo porque es importante para el desarrollo del proyecto y el cumplimiento de las entregas, sino porque ir juntos a conseguirlo motiva y con motivación los equipos son más eficientes.

 

Entonces, ¿Qué quiere decir esto de usuario feliz: cliente feliz?

Quiere decir, que para conseguir aumentar las conversiones no es necesario ser sucios, ni llenar de agresividad las campañas. Quiere decir, que si pensamos en conseguir el objetivo, pero poniéndonos en los zapatos del usuario, no solo conseguiremos aumentar las conversiones, sino también un usuario satisfecho que repite o recomienda.

 

 

“…si pensamos en conseguir el objetivo, pero poniéndonos en los zapatos del usuario, no solo conseguiremos aumentar las conversiones, sino también un usuario satisfecho que repite o recomienda.”

 

 

No olvidemos que la clave del marketing digital moderno es el cambio de comunicación con respecto al usuario, ya no se trata de intentar enviar mensajes a los consumidores para que compren o nos contraten más, el marketing digital tiene que saber adaptarse a las necesidades de los usuarios y generear una comunicación bidireccional de valor (Inbound Marketing).

 

 

 

Somos humanos y nos relacionamos por naturaleza, por eso no hay que esperar que el usuario haga cierta acción simplemente porque se lo decimos; Tenemos que buscar la manera de aumentar las conversiones aumentando simultáneamente esa interacción positiva, esa experiencia de usuario.

 

Nunca dejemos de mejorar.

Nunca hemos visto un producto nuevo perfecto, siempre hay margen para mejorar y por eso aumentar las conversiones también significa dejar espacio para la mejora.

No olvidemos que esto es un ciclo, sigamos el famoso: DACP (hacer, actuar, revisar, planear) con los objetivos siempre en mente. Examinemos los resultados, no nos conformemos con que simplemente funcione el producto. Hay que experimentar hasta dar con la solución más adecuada.

 

 

Muchas veces nos estresamos por entregar el producto y nos volvemos ciegos de tanto verlo. Pero cuando se nos olvide cuál es el objetivo, detengámonos un momento, el sentido común es un sabio consejero: Do, act… check, plan!

 

Conclusión.

Entender qué es una conversión no es solo cosa de “los de Marketing”; Sí todos tenemos claros cuáles son los objetivos del proyecto y los encaramos a la satisfacción del usuario conseguiremos productos digitales mucho más eficientes y clientes orgullosos de sus soluciones digitales.

 

 

Deja tu comentario